fbpx
  1. Inicio
  2. chevron_right
  3. Blog
  4. chevron_right
  5. Datos y más datos

Datos y más datos

Llevamos meses, sino años, hablando acerca del eBook y como este ha transformado el panorama editorial a todos los niveles.

Temas como DRM, ePub3, Formatos, precios, derechos de autor, piratería etc… están presentes en la mayoría de los artículos que aparecen en la mayoría de los blogs dedicados a este tema.

Sin embargo hay un tema, que parece que desde España no analizamos con la suficiente objetividad.

El movimiento del eBook empieza en el año 2002, cuando la Asociación Americana de Editores, dan los primeros datos de ventas de eBooks en USA. A partir de ese momento el crecimiento ha sido exponencial, hasta ir equilibrándose en los últimos años.

Para la mayoría de las medianas y grandes editoriales que están comercializando eBooks en USA, las ventas de libro electrónico se han estacionado entre el 30% y el 40% de la venta total de la editorial. Hace un años ya era del 22%.

Como nos indica Manuel Gil en su blog, estos porcentajes se ajustan y mucho en el escenario digital iberoamericano,  con una oferta digital del 16,7% sobre el total de lo editado.

Lo que parece claro es que hay dos factores fundamentales que condicionan estos datos. Por una parte la menor oferta de contenido digital y por otro la coyuntura económica por la que estamos pasando en España, y parte de Latinoamérica (además de la situación política que tienen Argentina y Venezuela, que también condiciona y mucho).

Seria muy interesante y clarificador para la industria editorial española y latinoamericana, ver el comportamiento del mercado con una oferta similar a la que se están ofreciendo en otros idiomas y en una panorama económico análogo al que se vive en los países en los que más penetración han tenido los formatos digitales.

Otra cuestión más a tener en cuenta, es analizar los datos de las ventas en papel en esto países, comparados con los que pasa en los nuestros. España es un tema aparte, porque llevamos desde 2007 en caída libre en cuanto al consumo, pero no solo de libros, sino de cualquier producto que no sea de primera necesidad.

Esos datos si que nos situarían en una correcta perspectiva que nos ayude a tomar decisiones pensando, no en lo que tenemos hoy que está condicionado por la coyuntura que hemos mencionado, y si pensando en el futuro, ayudando a nuestras empresas a posicionarse para lo que queremos que sea nuestra industria.

Y por último mencionar un tema que merecerá otra reflexión más adelante, y es el tema de la promoción de la lectura, no solo de la oferta, de los formatos y de todas las demás discusiones que servirán de nada si no hay quien nos lea.

Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies