fbpx

¿Por qué usar Google Tag Manager?

Para realizar estrategias de marketing digital efectivas, debemos de entender y mantenernos actualizados del comportamiento de los usuarios. Una de las maneras de conseguirlo es a través de los datos que proporcionan las etiquetas o etiquetas de remarketing de Google Tag Manager. En muchas ocasiones las etiquetas de seguimiento y análisis en nuestro sitio web  podrían ser erróneas y esto ocasiona que los datos que obtienes no sean fiables y además sobrecargan el sitio web corporativo. Google Tag Manager es una herramienta gratuita de Google que permite a los profesionales de marketing digital gestionar las etiquetas de analítica de los sitios web de manera simple, ya que no necesitarás conocimientos en programación.

Comienza con un plan de medición

Un plan de medición recoge la estrategia, los objetivos del negocio y las tácticas para implementarlos. Si el objetivo del negocio es aumentar el conocimiento de la marca. Sería interesante conocer el número de usuarios y sesiones, si la táctica es llevar a la acción, por ejemplo, vender, una de las métricas serían ingresos. Primeramente, debemos migrar los datos. Es decir, definir qué valores de datos queremos transferir desde la web. Tal vez, podrían ser datos de usuarios, ingresos, información personalizada. Luego determinarás qué etiquetas vas a activar, según los datos que necesitas recopilar, de acuerdo con el plan de medición.

Mide el impacto de la publicidad en Internet

Una etiqueta es un fragmento de código de Javascript que permite medir el tráfico y la actividad del usuario, conocer el impacto de la publicidad y de las redes sociales.  Definir qué valores vamos a transferir: usuarios, ingresos, o cualquier otra información personalizada. Determinar qué datos te pueden interesar más en base a tus métricas, es decir en base al plan de medición previamente elaborado.

Usa una única etiqueta en tu sitio web

Recomendamos migres todas las etiquetas del sitio web a Google Tag Manager para administrar todo desde un único sitio y evitar hacer más cambios de código. Primeramente debemos instalar el código de Javascript, es decir, el “container snippet” de Google Tag Manager  en cada página del sitio web. Podrás modificar o eliminar desde Google Tag Manager, sin tener que estar haciéndolo manualmente.

En un segundo paso, deberías configurar los activadores que se componen de las variables, los operadores y los valores. Cada etiqueta debe tener un activador. Los activadores iniciarán las etiquetas cuando se producen eventos realizados por el usuario del sitio web, por ejemplo hacer clic en un determinado botón, enviar un formulario, efectuar una compra, visitar una determinada página o hacer una transacción.

Cuando el usuario visita la web se activarán las etiquetas según las configuraciones que hayas realizado y obtendrás datos. Por ejemplo, tal vez deseas que se active una etiqueta cuando un usuario haya realizado una compra y efectuado la transacción.

Controla los píxeles de Facebook, Analytics, Ads 

Podrás instalar todos los píxeles el de Google Ads, el de Facebook, el de Google Analytics. Google Tag Manager actúa como un intermediario entre los píxeles y las páginas, sin tener que estar sobrecargando la web. Tendrías que definir qué activadores harán que las etiquetas se activen con ciertos eventos, por ejemplo: cuando un potencial clientes ha pinchado en una categoría determinada, o de qué fuente de tráfico provienen determinadas compras y asignarle una variable para automatizar las opciones de configuración de las etiquetas.

Una de las opciones sería orientar la publicidad a los usuarios que ya han visitado el sitio web podemos instalar la etiqueta de remarketing de Google Ads. Para realizar acciones de remarketing que dirijan el contenido a los usuarios que ya hayan visita el sitio web o la app debemos instalar la etiqueta de seguimiento de Google Ads y conocer las fuentes de tráfico, reorientar anuncios  a los que visitaron, pero no hicieron ninguna acción relevante, como visitar una app y no realizaron su descarga. Primero debemos crear una audiencia específica o segmentación. Puedes crear una lista de audiencia: todos los visitantes, o aquellos que visitaron una determinada sección, usuarios que completan una conversión de objetivos, nuevos usuarios que Google determina que son usuarios potenciales basándose en machine learning, o también los que han realizado o no ingresos, hayan solicitado un producto gratis.

3 ventajas de Google Tag Manager: fácil, ágil y fiable

Marketing ágil: Es sencillo, flexible y tú mismo podrás actualizar las etiquetas sin necesidad de un programador. Para conversiones, análisis del sitio, remarketing. Di adiós a los tiempo de espera para actualizar el código y así te centrarás en temas importantes.

Datos fiables: Actualización rápida de etiquetas y la detección de errores, te da la tranquilidad de tener los datos correctos en cada momento.

Fácil y rápido:  Los responsables de marketing de las empresas y las organizaciones estarán tranquilos porque la web seguirá funcionando ágilmente y con independencia de las tags. Simplifica el flujo de trabajo y aumenta la velocidad del sitio web.

Menú

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies